Salud

5 ideas para que tus hijos coman frutas y verduras

frutas y verduras

Hay ciertos alimentos que todos los padres tememos que llegue el día de empezar a darle a nuestros hijos. Las frutas y verduras son uno de ellos. Por su textura o sabor, a muchos niños y niñas les cuesta hacerse a estos nuevos sabores e introducirlos en su dieta puede ser complicado.

Aunque si le ponemos un poco de imaginación y lo hacemos atractivo para ellos, puede resultar mucho más fácil que empiecen a gustarle.

5 ideas creativas para que tus hijos coman frutas y verduras:

1- Juega con la comida.

Desde pequeños, nos han enseñado que jugar con la comida es una mala idea. Pero muchas veces no sabemos el partido que le podemos sacar a una receta, jugando con nuestra imaginación.

La comida es un mundo lleno de colores, formas y sabores con los que experimentar. Esta es una característica fundamental que debemos usar a la hora de cocinar para nuestros hijos, ya que muchas veces se sienten atraídos más por lo que ven, que por lo que prueban.

Algunas de las ideas que puedes tener en cuenta a la hora de decidir decorar un plato, puede ser hacer dibujos y formas divertidas para que sean más atractivos.

Seguro que merece la pena invertir un poco de tiempo en hacer un plato creativo y saludable, para ver la cara a tu hijo cuando llega la hora de comer.

frutas y verduras para niños

2- ¿Maquillamos la comida?

En esta ocasión no nos referimos a colores o sombras, sino a mezclar alimentos. Algunos de ellos combinados, convierten el sabor de las verduras algo insulsas, en la comida favorita de nuestro hijo.

A veces, es más fácil de lo que creemos, ya que muchas de las cosas que comen habitualmente nuestros hijos,  contienen verduras sin saberlo.

La comida italiana por ejemplo. Es una buena opción para hacer una receta sabrosa y saludable, ya que la pasta tiene un sinfín de formas de cocinar sonde puedes añadir verduras que de otro modo no se comerían, y ¿qué niño dice que no a unos buenos macarrones?

ensalada-de-pasta-con-verduras-y-salchichas

3- “Mamá, me da pereza masticar”

¿Cuántas veces se nos han quejado de que se les hace bola la comida o de que tal plato tiene hebras? Bueno, pues aquí está la solución: Hazle una crema.

Las cremas de verduras quedan genial al añadir un poco de queso, leche o nata que le da una textura diferente y un mejor sabor para los niños. Hay infinidad de recetas con diferentes verduras. Las de calabacín suelen ser buenas para empezar ya que es una verdura con un sabor suave. La crema de calabaza, al tener un toque dulzón también puede ser una alternativa a las verduras tradicionales.

crema de verduras para niños

4- Refréscate con un buen batido de frutas

Ya estamos en verano y el cuerpo de los peques pide hidratarse, ¿por qué no optas por darles un batido fresquito de frutas?

Existen muchos tipos de frutas, pero más interesante es conocer los beneficios que nos aporta cada una de ellas. Una de las formas más efectivas para darles a los niños estos alimentos y con la que se conservan estas propiedades, es extraer su jugo con una licuadora. De esta manera, nuestros hijos no notarán los grumos, ni hebras que contienen algunas de las piezas de fruta y estarán recibiendo todo lo que necesitan de ellas.

Algunas recetas que puedes llevar a cabo y que tu hijo te agradecerá estos días de calor, es un batido de fresa y plátano, si tus hijos es de los que prefiere sabores dulces, o de piña, si por el contrario le gustan los sabores más cítricos. Una opción perfecta para esta época del año también es el batido de sandía

Seguro que les encantarán todos. ¡Mmmm, qué fresquito!

batidos-de-frutas-

5- A la rica pasta.

Cuando se trata de niños, la pasta es una opción segura, y más si se trata de añadir cualquier tipo de complemento. Las características de la pasta nos dan la posibilidad de cocinarla tanto en frío como en caliente, de cualquier manera acertamos seguro.

En verano, nos apetecen más platos fresquitos y a los más peques también. Por eso una ensalada de pasta no puede falta en la mesa. Este plato es un imprescindible en verano porque además podemos combinarlo fácilmente con zanahoria, atún y espárragos.

Los macarrones o espaguetis con tomate es la receta más común para cocinar la pasta caliente, pero ¿te imaginas cambiar de registro y optar por añadir unas verduritas? Una receta que engaña a cualquiera es la musaka con carne picada. Una lasaña de verduras con un poco de carne que puede engañar a cualquier paladar infantil. Después de probar este plato, tus hijos cambiarán el concepto de verdura.

Además, la pasta es muy divertida por la multitud de formas que tiene, opta por una atractiva que ayude a motivar a los más pequeños a probar estas propuestas.

Moussaka

Un último consejo

Para finalizar, un último consejo muy importante: ten cuidado al seguir estos pasos y revisa la nevera habitualmente, tus hijos podrían comerse toda la fruta y verdura, ¡sin que te des cuenta!

 

[Foto: PeopleImages]

Deja una respuesta