Porteo y Lactancia

El porteo y las ventajas de los portabebés ergonómicos

porteo.jpg

Una de las sensaciones más maravillosas de ser padre es poder sentir a tu bebé cerca. Poder transmitirle el sentimiento de protección, tranquilidad, seguridad y calma que todo padre quiere para su hijo. Sentir el contacto y calor es el inicio de una estrecha relación entre hijos y padres, por eso hoy queremos hablarte del porteo: un sistema para poder llevar a tu bebé como si fuera en brazos pero con muchas más ventajas tanto para él como para ti.

El portabebés ergonómico de Moltó es un sistema de porteo ergonómico que respeta tanto la fisiología de tu bebé como la tuya. El peso se reparte correctamente para que el bebé adopte la posición de “ranita”. En esta posición su peso recae sobre su culito y sus piernas, y su espalda queda encorvada.

¿Todavía no conoces las ventajas del porteo? Son muchas, tanto para el bebé como para ti y te las contamos a continuación:

· Al estar en contacto permanente con la persona que lo porta, el bebé recibe las sensaciones de seguridad, bienestar y protección en todo momento. Además, se refuerza el vínculo entre ambos.

· El niño percibe todo lo que ocurre a su alrededor. Imágenes, sonidos y voces, que ayudan a la estimulación y desarrollo de sus sentidos. Además, favorece su socialización con las personas y el medio.

· El portabebés ergonómico de Moltó ayuda al correcto desarrollo óseo de la cadera y la espalda.

· Los beneficios fisiológicos del porteo para el bebé son conocidos porque alivia los gases y los cólicos debido a la postura erguida del bebé.

· Al principio, algunos padres pueden sentir dificultad para integrarse en las rutinas diarias del bebé. El uso del portabebés ayuda a solventar esta situación.

· El portabebés nos facilita la movilidad a los padres ya que hay lugares donde ir con un carrito o silla puede resultar incómodo.