Desarrollo del bebé

Cómo hidratar a los más pequeños

Cómo hidratar a los más pequeños

Con la llegada de las altas temperaturas los bebés y niños se deshidratan con facilidad por lo que, muchos padres, se preocupan en cómo hidratar a los más pequeños.

Hidratación en bebés menores de 6 meses

Los bebés menores de 6 meses solo se alimentan con leche, ya sea materna o de fórmula.. Entonces, ¿cómo hidratar a los bebés menores de 6 meses?

La lactancia es alimento e hidratación y, ha de darse a demanda. Por eso, hay que ofrecer el pecho, o el biberón, de manera continuada. Aunque el bebé no manifieste síntomas de sed, ofrécele el biberón o el pecho. Los bebés no reconocen de forma inmediata la sed por lo que ofrecer de forma continuada la lactancia, evitará su deshidratación.

Hidratación en niños mayores de 6 meses

A partir de los  6 meses comienza, en la mayoría de casos, la introducción de la alimentación complementaria también conocida como BLW, de la que ya hemos hablado anteriormente (puedes leer más en el enlace)

En el momento que comienzan con los sólidos se les puede empezar a ofrecer agua. Hazlo también a menudo, por si el bebé olvidará pedirla. Si compaginas la alimentación complementaria con la lactancia materna, ofrecer lactancia a demanda es una buena opción para la hidratación de los más pequeños.

También nos hidratamos a través de la comida. Las frutas de verano son ricas en agua y pueden servirte para hidratar a tu bebé. La sandía y el melón, son buenísimas opciones. También puedes hacerlo con las sopas frías. En el perfil de instagram de las nutricionistas de Well Nutrición dispones de gran variedad de recetas de sopas frías y gazpachos gracias a su reto del verano.

Hidratación y alimentación

La hidratación está muy relacionada en los alimentos que comemos además de en, las bebidas que bebemos. Según Futurlife21, los alimentos que van a favorecer la hidratación:

  • Frutas muy ricas en agua como la sandía, el melón y la piña.
  • Verduras ricas en agua como los espárragos blancos, el pepino, la coliflor o el calabacín.
  • El agua y agua con gas.

Alimentos que no debemos elegir si queremos rehidratarnos, según Futurlife21:

  • Alimentos ricos en azúcar (ej:refrescos y zumos) y sal (ej:encurtidos, embutidos, frutos secos fritos), ya que las células al detectar una concentración alta de azúcar o sal en sangre liberan agua al torrente sanguíneo, esto hace que ellas mismas se deshidraten y manden señal de “sed” al cerebro para que bebas más, puede parecer que un refresco hidrata, pero no es así, a la larga tendrás más sed, siempre será mejor elegir agua.

Cómo hidratar a los más pequeños (1)